Sobre nosotras

Sobre nosotras

Nuestra Historia

Por vía paterna nuestro bisabuelo, Cristóbal Ortega Priego, era ya vecino de Cabra (Córdoba) en 1926. Había sido labrador, propietario y alcalde de la vecina localidad de Nueva Carteya. Dos décadas más tarde adquirió una suerte de olivar en el sitio de Las Salinas, pago Cañada de las Urracas, término de Castro del Río (Córdoba). Su hijo (Antonio Ortega Merino) y nieto (Cristóbal Ortega Vergara) instalarían un molino en 1961 al objeto de aprovechar el rendimiento de una variedad, picudo, que lamentablemente nunca llegaría a comercializarse.

Por vía materna, nuestro tatarabuelo Fernando Pallarés Besora era ya un empresario dotado con el espíritu catalán emprendedor y de gran sentido práctico en los negocios cuando sentó las bases de la que sería una de las principales firmas exportadoras del sector oleícola español arribando a la ciudad de Cabra (Córdoba) en 1895. En 1904 fundó la sociedad mercantil colectiva Fernando Pallarés e Hijos con domicilio social en Tortosa (Tarragona) y dedicada a la fabricación y comercio de aceites de oliva y orujo gracias al capital desembolsado (800.000 pesetas) y sucursales establecidas en Borjas Blancas (Lérida) y Cabra (Córdoba) así como despacho en Marsella (Francia).

 

En 1916, dos de sus seis hijos, fundaron una sociedad mercantil colectiva. Con domicilio social en Cabra (Córdoba), el complejo aunaría ideas de eficacia y explotación plenas más sucursales en Nueva Carteya (Córdoba), Lucena (Córdoba), Martos (Jaén), Torredonjimeno (Jaén) y Fuente Piedra (Málaga) así como una red de agentes comerciales en Europa y América. Había nacido Pallarés Hermanos. En 1928 el accionista mayoritario, Luis Pallarés Delsors, refrendaba una escritura de unificación (grupo de fábricas, edificaciones e instalaciones, sitas en el Término Municipal de Cabra, Partido Vado del Moro y Camino de Priego ocupando una extensión superficial de 31.218,05 metros cuadrados) para construtir una unidad orgánica subordinada a la explotación industrial. Era el paso previo para la constitución de Pallarés Hermanos en sociedad anónima ampliando el capital social (de 500.000 pesetas a 7.000.000 pesetas) y actividad. Tras el fallecimiento de Luis Pallarés Delsors y Francisco Pallarés Moreno, Carmen Pallarés Redondo quiso recobrar la empresa con la ayuda de algunos empleados de la Casa pero ya no pudo ser consumando así una suspensión de pagos (1976) que daría paso a la disolución y liquidación de Pallarés Hermanos en 2005.

Familia Ortega

Cristóbal Ortega Priego

Antonio Ortega Merino

Cristóbal Ortega Vergara

Familia Pallarés

Fernando Pallarés Besora

Luis Pallarés Delsors

Francisco Pallarés Moreno

Carmen Pallarés Redondo

Nuestro Deseo

Aspiramos a un periodo de formación, crecimiento y plenitud sin determinación de límites emulando las palabras que nuestro bisabuelo, Luis Pallarés Delsors, pronunciara en 1954: “Deseo que los que me sucedan en la industria y en los negocios perseveren en el trabajo y sean constantes en las empresas, clave del éxito, en la honradez en el comercio y en todos los momentos de la vida, también, en el cariño hacia los obreros, para ser dignos sucesores de mi nombre y de mi estirpe. Somos miembros de una gran familia, pertenecientes a tres generaciones, cuyos abuelos han confraternizado conmigo en el cotidiano trabajo, sus hijos con los míos y sus nietos con mis nietos”.